La trata humana asecha a sus víctimas por la Web durante la Pandemia

Spread the love

Por: Shirleyann Pérez

La trata humana no ha disminuido significativamente durante los tiempos de pandemia debido a que los traficantes se han acoplado a utilizar el Internet para engañar y localizar a sus víctimas de forma anónima.

Estudiosos de la trata humana en el país, como los profesores César Rey, de la Universidad de Puerto Rico (UPR), y Ruth Hernández, de la Universidad Interamericana, reconocen que las estadísticas sobre el crimen no están disponibles debido a que las autoridades no recogen los datos por lo difícil que resulta para una víctima denunciar la situación. Sin embargo, en el Informe de Tráfico de Personas del Departamento de Estado de los Estados Unidos, durante el 2020 en nuestro hemisferio se identificaron 12,352 víctimas y se enfrentaron a juicio 1,324 victimarios. De estos solo 834 fueron hallados culpables y enfrentan penas por el delito.

Quedarse en casa no garantiza no ser víctima de trata humana, todo lo contrario. Cuando los trabajos, la educación y la socialización se movieron a una plataforma en línea, los traficantes hicieron lo mismo. Este medio les ha brindado mayor conexión a nivel mundial mientras mantienen su anonimato. Según un artículo en la Revista Jurídica de la Universidad de Puerto Rico, trata humana se define como la captación, traslado, transporte, acogida, recepción de una persona utilizando violencia, amenaza, engaño, rapto, fuerza, abuso de poder, abuso de vulnerabilidad u otros métodos de conexión con el fin de someterla a explotación y lucrarse con su actividad.

A tales efectos, el Reporte Global sobre Tráfico en Personas en 2020 de la Oficina de Naciones Unidas en Drogas y Crimen (UNODC, por sus siglas en inglés), 79% de los casos de trata humana son para motivos de explotación sexual.

Desde 2004 hasta 2020, UNODC dio cuenta de 79 casos de trata humana en los cuales el internet fue utilizado para cometer el crimen. Estos se clasificaron bajo explotación, labor forzada u otro. Estos se llevaron a cabo mediante:

  • Reclutamiento: Cuando un traficante recluta a una víctima.
  • Anuncios: Anuncios engañosos para atraer a la víctima.
  • Explotación: Uso de videos o imágenes para exponer a la víctima

Se utilizan diferentes plataformas para atraer a las víctimas, redes sociales, páginas de anuncios y páginas exclusivas creadas por el reclutador.

Cabe mencionar que las cifras mostradas son una porción pequeña de las cifras reales ya que solo se están tomando en consideración los casos reportados. El reportero de El Vocero, Jan Figueroa, expuso en su informe como la trata humana no es documentada correctamente debido a que solo se reporta como abuso sexual, violencia de género o falta de educación para identificar signos de trata humana. Estas señales no siempre son fáciles de identificar, en algunas ocasiones, las víctimas no están conscientes que son víctimas. “A veces las víctimas estánbien vulnerables y necesitan cariño (…) están tan necesitados de eso que hacen lo que sea”, comentó Figueroa. De hecho algunos desarrollan Síndrome de Estocolmo o han sido “cibergroomed” lo que hace más difícil que se denuncien a los responsables.

“Cibergrooming” es el término utilizado cuando alguien, usualmente un adulto, crea una amistad y conexión emocional con un menor de edad con el fin de usarlo para explotación sexual o traficarla. En algunos casos, este proceso puede durar meses, incluso años, dependiendo si el adulto espera a que el niño se convierta en adulto o no.

Para evitar ser víctimas de la trata humana, Figueroa resalta la importancia de estar alerta. “Uno sabe cuándo una persona es de confiar o cuando muestra cosas dudosas (…). Si te ofrecen algo a cambio que tu no has pedido, ahí debes de estar más que alerta”, advirtió.

No solo es importante conocer sobre el tema para no ser víctima, si no que debemos tomar esta oportunidad para ayudar a quienes podrán caer en esa trampa o incluso personas que ya estén en ella. “Yo iría a las autoridades federales-” aconseja Figueroa. “luego a sus familiares (…) y seguir educando. Puedes alertar (a la víctima) para que salga (…) si avisas a las autoridades sería más fácil salir de ahí”.


Leave a Reply